1 de diciembre de 2016

35 defectos para tus personajes

Hace mucho, mucho, demasiado, que no me ponía a preparar una entrada de este tipo. Hace meses que la etiqueta “recursos para escritores” está parada, y no me gusta. Este tipo de entradas me encantan y sé que hay muchos lectores a las que les gustan. Así que vamos a ella.


Cuando creamos personajes, tendemos a hacerlos perfectos. Darles defectos y problemas a seres de nuestra invención nos cuesta. Queremos que todo sea fácil y bonito para ellos, pero ya sabemos qué pasa con los personajes perfectos: no les gustan a los lectores. Para crear un personaje memorable, para crear un buen personaje, necesitamos que tenga defectos y fallos. No es verosímil que sea perfecto, porque nadie lo es. Además, un personaje con defectos le da una nueva dimensión a la historia.
Otorgándole defectos a nuestros personajes, todos ganamos.

Así que después de dejar por aquí 13 estructuras argumentales, 40 giros argumentales, y más de 10,000 caras anónimas (con segunda parte), hoy traigo 35 defectos que darle a tus personajes. Son libres para quien quiera usarlos: los he recopilado para eso. No es necesario dar créditos y nadie va a reclamar autoría ni plagios. Se pueden usar cuándo y cómo se quieran. Porque los personajes tienen que tener defectos, pero no siempre sabemos cuáles darles, o solo se nos ocurren los mismos.

defectos para personajes


1-Tu personaje no puede hablar con alguien que le haya insultado u ofendido si antes no se disculpan
2-Tu personaje no es capaz de respetar el espacio personal de otros personajes.
3-Tu personaje necesita más espacio personal de lo acostumbrado, y cuando no se lo respetan, se pone muy nervioso.
4-Tu personaje mira a los ojos demasiado fijamente.
5-Tu personaje se pone nervioso cuando le miran a los ojos.
6-Tu personaje no tolera que le toquen, ni siquiera familia o amigos cercanos.
7-Tu personaje toca demasiado a los otros personajes.
8-Los ojos de tu personaje siempre están fijos en cicatrices o marcas visibles, aunque sepa que es de mala educación.
9-Tu personaje no sabe pronunciar el sonido s.
10-Tu personaje pronuncia mal muchas palabras.
11-Tu personaje emplea un vocabulario demasiado elaborado.
12-Tu personaje no tiene sentido del humor y no entiende ningún chiste, salvo muy malos y muy obvios.
13-Tu personaje critica constantemente a los otros personajes.
14-Tu personaje tiene una enfermedad crónica que quiere ignorar pero que no deja de llevarle al médico.
15-Tu personaje está obsesionado con enfermar o contagiarse.
16-Tu personaje se muerde las uñas y suele hacerse heridas.
17-Tu personaje fuma.
18-Tu personaje es torpe y no deja de golpearse.
19-Tu personaje se cruje los nudillos cuando está nervioso.
20-Tu personaje tiene facilidad para dislocarse huesos.
21-Tu personaje siempre llega demasiado temprano a todos sitios y tiene que esperar un rato a solas.
22-Tu personaje no puede pisar las rayas de los pasos de cebra al cruzar.
23-Tu personaje no puede pasar un día sin llamar a otro personaje (padres, amigo, ex, etc.) por teléfono.
24-Tu personaje cambia de lengua cuando se pone nervioso, pero ninguno de sus amigos le entiende.
25-Tu personaje es incapaz de decir tacos o maldecir.
26-Tu personaje no puede vestir nada que no sea de un color concreto.
27-Tu personaje viste muy llamativo.
28-Tu personaje compra libretas pero nunca las usa porque le da pena acabarlas.
29-Tu personaje tiene una fijación con la limpieza, pero no con el orden.
30-Tu personaje tiene una obsesión con el orden y la simetría.
31-Tu personaje cree en el horóscopo.
32-Tu personaje es incapaz de recordar las caras de otros personajes nuevos.
33-Tu personaje tiene muy mala memoria.
34-Tu personaje es descuidado y pierde muchas cosas.
35-Tu personaje no sabe contar historias.

Estos son solo 35 defectos que puede tener tu personaje. Hay miles más que podríamos darles. Podemos pensar en gente que conocemos y robarles sus defectos, incluso.
Así que, contadme en los comentarios, ¿qué otros defectos daríais a vuestros personajes?


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Suficiente blog por hoy. ¡A escribir!